CREO QUE MI HIJO TIENE UN TRASTORNO DEL LENGUAJE(TDL)

CREO QUE MI HIJO TIENE UN TRASTORNO DEL LENGUAJE(TDL)

Hoy 30 de septiembre se celebra el día de la concienciación del TDL, desde el centro queremos brindar nuestro apoyo a las familias que viven cada día con este trastorno del neurodesarrollo.

No es la primera vez que hablamos sobre el Trastorno del Lenguaje(TDL) en varios post hemos hablado del desarrollo del lenguaje esperado por edad, y de las consecuencias de que no se intervenga de manera temprana cuando hay una dificultad.

Creo que mi hijo presenta un TDL, ¿Qué debo hacer?

 

Cuando dudamos si hay una dificultad en el lenguaje, es importante buscar un logopeda. 

Será el profesional que valorará  el lenguaje de nuestros hijos. En ocasiones de forma coordinada con neuropediatras, psicólogos, terapeutas ocupacionales..  Ya que en ocasiones este trastorno viene acompañado de otros trastornos del neurodesarrollo.  

Para nosotras como especialistas en atención temprana, la parte más importante es la intervención y acompañamiento a las familias que acuden a nuestro centro. 

Nuestras familias necesitan apoyo personal y profesional para continuar avanzando una vez que los niños salen de nuestras salas. Es importante una buena comunicación y cooperación entre familia, terapeutas, colegio y resto de apoyos que tenga.  

Nuestras familias necesitan aprender a comunicarse con sus hijos. Y necesitan aprender a utilizar este lenguaje en su entorno natural, aportando herramientas de comunicación,  que les ayude a aplicar lo aprendido en la intervención.

A continuación os dejamos una tabla con la evolución esperada del lenguaje:

PAUTAS PARA ESTIMULACIÓN DEL LENGUAJE

PAUTAS PARA ESTIMULACIÓN DEL LENGUAJE

Desde el nacimiento, y de forma normotípica, nuestros pequeños buscan la interacción con su entorno. Las primeras interacciones son simples, como el llanto o la sonrisa, interacciones que, conforme pasa el tiempo, aumentan su complejidad llegando a ser interacciones complejas. 

Cabe destacar que no hay dos niños iguales en cuanto al desarrollo del lenguaje. Algunos destacan por su rapidez, sorprendiendo por aparecer las primeras palabras mucho antes de lo esperado y otros muchos por su lentitud, existiendo un retraso en la aparición de esas primeras palabras o de las correctas estructuras gramaticales simples. 

Pese a esta diferencia en cuanto a la cronología de los sucesos, pudiendo ocurrir antes o después en según qué casos, sí es cierto que existe un proceso concreto del desarrollo del lenguaje, por el cuál deben pasar todos los niños que lo adquieran, ya sea de una forma más temprana o más tardía. 

Adjuntamos una tabla donde os explicamos detalladamente y atendiendo a 2 etapas diferentes la adquisición del lenguaje en consonancia con la cronológica adecuada para cada hito. 

Pese a lo comentado anteriormente de que cada niño tiene un desarrollo diferente es importante no caer en la peligrosa y tan conocida afirmación de “dale tiempo, ya hablará”. Cuando un niño no está siguiendo la línea del desarrollo del lenguaje que hemos comentado es un factor más que suficiente para llevar a cabo una valoración específica. La existencia de un retraso en el desarrollo o la no adquisición de algunos ítems mencionados puede darnos mucha información sobre la problemática que pueda presentar o no un niño. 

Cabe destacar que no todos los casos de retraso en la adquisición del lenguaje derivan en una problemática mayor sino que, en muchas ocasiones,  nos encontramos ante una situación de baja estimulación del lenguaje desde su ambiente más cercano. Por este motivo, en el presente post os dejamos una serie de pautas para conseguir una mayor y mejor estimulación del lenguaje desde casa. 

El punto más importante radica en la necesidad de que existan contextos favorables y estimulantes para que surja el lenguaje, buscando la creación de oportunidades de aprendizaje. Con objetivo de conseguir que esto suceda os dejamos las siguientes pautas: 

 

  • Es necesario aumentar la exigencia comunicativa de forma progresiva, dándole a nuestros pequeños oportunidades para  que intenten comunicarse diciendo alguna palabra o aproximación a la misma. Si hacemos todo por él le negamos la oportunidad de intentarlo.

 

  • Dedicarle tiempo a la comunicación. Cuando nos comunicamos con nuestros pequeños existe una gran tendencia a hablar por ellos. Debemos tener paciencia e intentar que ellos hagan sus propias intervenciones, sean verbales, aproximaciones o no verbales. 

 

  • En relación a esto último debemos contextualizar sus intervenciones en su entorno más natural. Esto mejora la comprensión y ayuda a motivarlos para intervenciones futuras. Estamos dándole un significado a su participación por lo que aumentamos la confianza en sí mismos y en su poder de comunicación.

 

  • Es importante ser un compañero de diálogo sensible. Para conseguirlo es primordial tener paciencia, permitir que el tome la iniciativa, prestarle atención, estar dispuestos a responderle, no anticiparse a sus interacciones, dedicarle tiempo, mirarle mientras se comunica. Esto proporcionará un mayor interés hacia el contacto e interacción con otras personas.

 

  • Compartir momentos comunicativos a través de juegos, adaptándose, agregando lenguaje y experiencia con nuestras intervenciones. 

 

  • Importancia de la evitación de pantallas en la primera infancia. Para que exista interés comunicativo y se produzcan intervenciones adecuadas por parte de los niños es necesario que exista un emisor y un receptor que puedan intercambiar estos papeles. Pese a que cada día hay más aplicaciones dirigidas al mundo infantil cuyo objetivo parece ser la estimulación del lenguaje oral, es una realidad que no cumplen los requisitos para dicha tarea. La realidad es que existe consenso sobre la observación de una amplia gama de problemas y dificultades a nivel de desarrollo, cognitivo, sensorial, social, emocional, conductual y familiar derivadas del uso sin control y abuso de las nuevas tecnologías en la infancia.

Os compartimos también una serie de materiales que consideramos pueden ayudaros con la tarea de estimulación del lenguaje: 

  • DADO  DE ROLL&PLAY
  • CUENTOS
  • CUBOS ENCAJABLES
  • JUEGO DE PESCA
  • JUEGO DE FRUTAS
  • LIBROS SENSORIALES
  • POTATO
  • ENCAJABLES
  • JUEGOS ROLL PLAYING (médico, dentista, súper, cocinita…)

 

¿ QUÉ ES UN APOYO VISUAL?

¿ QUÉ ES UN APOYO VISUAL?

Un apoyo visual es una clarificación, es la forma con la que podemos traducir o transformar la información verbal a información visual. Es, por tanto, un código alternativo al lenguaje oral (cuando le decimos al niño/a “adiós”) o al uso instrumental (cuando cogemos a  niño y lo llevamos de la mano al baño) que persigue mejorar la comprensión.

Los profesionales que nos especializamos en el trastorno del espectro autista (TEA), sabemos que nuestros niño/as son aprendices visuales. Quiere decir que la información presentada por ruta visual y de manera secuencial, es más fácil de comprender que aquella presentada de manera auditiva y temporal.

Si tenemos en cuenta que todas las personas diagnosticadas con TEA tienen algunos rasgos comunes como son las dificultades para:

  • Anticipar acontecimientos y actividades cotidianas
  • Atender a aquello que les muestra otro niño o un adulto( atención conjunta)
  • Abstraer conceptos generales
  • Manejar el código lingüístico

Estos rasgos, añadidos a una notable capacidad visuoespacial, son los que justifican por qué los apoyos visuales resultan tan adecuados cuando trabajamos con niños y niñas con este trastorno del neurodesarrollo.

Existen diferentes tipos de apoyos visuales:

  • Objetos reales
  • Fotografías
  • Pictogramas a color o en blanco y negro
  • Palabra escrita

Algunas personas piensan, equivocadamente, que los apoyos visuales son una alternativa para aquellos niños que todavía no tienen lenguaje o que no conocen sus rutinas, y que cuando una o ambas situaciones se solventa ya son prescindibles. Esto no es así, son aprendices visuales toda su vida, por lo que la información presentada por ruta visual será mucho más asimilable para ellos que la información presentada por una ruta auditiva, con independencia de la edad o de la competencia verbal.

Existen otros trastornos del neurodesarrollo como el trastorno del lenguaje (TDL) y Trastornos por déficit de atención e hiperactividad(TDAH), que se benefician de la utilización de apoyos visuales, por lo que cuando pensamos en pictogramas no debemos asociarlos exclusivamente a TEA, bajo nuestra experiencia de los apoyos visuales nos beneficiamos todos.

Otra  forma de anticipar son las historias sociales, son historias o cuentos cortos que se realizan de forma individualizada para aclarar situaciones que resultan difíciles para la persona a la que va dirigida. Por ejemplo historias para ir al baño, viajar en avión por primera vez, extracción de sangre o vacunas, dentista.. etc.

Juan Martos Pérez, María Llorente Comí, Ana González Navarro, Raquel Ayuda Pascual, Sandra Freire. Equipo DELETREA (2021). Los niños pequeños con autismo. Soluciones prácticas para problemas cotidianos. Editorial CEPE

Os dejamos nuestras web favoritas para crear/descargar apoyos visuales e historias sociales.

 

 

 

 

FRENILLO LINGUAL ALTERADO

FRENILLO LINGUAL ALTERADO

En relación a la terapia orofacial y miofuncional hoy os traemos información sobre los frenillos linguales. Actualmente es un tema del que escuchamos hablar cada día más. Existe más conocimiento sobre ellos y los profesionales de la salud han comenzado a darle la importancia que se merecen.

Desde el centro  queremos que, como padres y madres, o futuros padres y madres, conozcáis qué es, cómo puede afectar a vuestros peques y cuales son los signos de alerta a los que debemos prestar atención. 

El frenillo lingual se define como un pequeño pliegue de membrana mucosa que , de forma vertical, conecta la cara inferior de la lengua, desde el punto medio, con el piso de la boca. Es decir, nos referimos a esa telilla membranosa que generalmente todos podemos ubicar debajo de nuestra lengua y que no nos supone, aparentemente, ninguna dificultad.

Hablamos de dificultades cuando su tamaño o su anclaje no es el adecuado, denominándose así como frenillo lingual alterado el cuál puede ser, según Franklin Susanibar

  • Anteriorizado: cuándo el frenillo, por la cara inferior de la lengua, se encuentre anclado por encima de la mitad de esta, estando así el anclaje más cerca del ápice lingual.
  • Corto: cuándo, pese a encontrarse correctamente anclado en el punto medio de la cara inferior de la lengua es demasiado corto, siendo visible, normalmente, el anclaje en el piso de la boca. 
  • Corto y anteriorizado: cuando presenta una combinación entre las características de los dos anteriores. 
  • Anquiloglosia: cuándo la  lengua se encuentra totalmente fijada al piso de la boca. Se caracteriza por un frenillo anormalmente corto con un anclaje muy cercano o en el ápice lingual.

Con esta clasificación podemos afirmar que existen diferentes grados de compromiso de la movilidad y funcionalidad de la lengua, siendo más graves las consecuencias de una anquiloglosia que las de un frenillo anteriorizado. Esto también influye de manera directa en la detección de cada uno de ellos, es más fácil detectar de manera temprana una anquiloglosia y darle una solución que un frenillo anteriorizado. Generalmente, en el primer caso el niño suele recibir la correcta intervención, quirúrgica y logopédica,  justo en el momento de su nacimiento, ya que desde ese momento es fácilmente perceptible a ojos del evaluador. En el segundo caso no suele diagnosticarse hasta que se ve asociado a otras dificultades ya sean en el proceso de lactancia, en habla o en la deglución madura. De manera más concreta os exponemos en la siguiente infografía los signos de alarma a los que tenemos que estar atentos durante la infancia.

Signos de alerta durante la lactancia: 

  • Dolor en el pecho durante las tomas (pudiendo llegar a ocasionar grietas y posteriormente producir mastitis).
  • Tomas muy largas y con tiempos cortos entre ellas.
  • Una menor producción de leche a causa de la mala extracción que realiza el bebé.
  • Reflujo y cólicos por el mal sellado labial, lo que provoca que entre aire de manera excesiva durante las tomas.
  • Existencia de ruido al mamar en forma de chasquidos.
  • Atragantamientos frecuentes. 
  • Aparición de un callo en los labios del bebé. 
  • Retrognatia.
  • Mejillas hundidas.
  • El bebé se «enfada» con el pecho: lo estira, lo coge, lo suelta, lo muerde, protesta.
  • Aparición de temblores en la mandíbula debido al sobreesfuerzo de los músculos para succionar.

Signos de alerta durante la infancia: 

  • Predominio de la respiración oral. 
  • Maloclusiones dentales (mordida cruzada o abierta). 
  • Dificultades en la producción fonética de algunos sonidos (/n/, /l/, /rr/…) 
  • Dificultades en el correcto patrón de masticación y deglución. 
  • Mal control del bolo en boca.
  • Acumulación de saliva por mala gestión de la misma en boca.
  • Dificultades de autolimpieza del interior de la boca.

Allende, F. I., Ulloa, C. C., Jara, M. G., & Aguilera, M. P. (2022). Intervención logopédica posoperatoria del frenillo lingual en niños, adolescentes y adultos. Revisión integradora de literatura. Revista de Investigación en Logopedia, 12(1), 8.

Martinelli, R. (2013). Protocolo de evaluación del frenillo de la lengua con puntuación para bebés. Revista Médica Buenas Tareas.

Orte-González, E. M., Alba-Giménez, L., & Serrano-Alvar, B. (2017). La anquiloglosia y las dificultades que presenta en el amamantamiento. Matronas Profesión, 18(3), e50-e57.

MALOS HÁBITOS QUE AFECTAN A NIVEL OROFACIAL EN LA INFANCIA

MALOS HÁBITOS QUE AFECTAN A NIVEL OROFACIAL EN LA INFANCIA

Como ya hemos mencionado en otras ocasiones, la terapia orofacial y miofuncional se define como el conjunto de estrategias, métodos y técnicas de evaluación y tratamientos preventivo-rehabilitador cuyo fin es evitar y/o corregir las alteraciones funcionales del sistema estomatognático que se han producido por parafunciones o trastornos de origen orgánico y neurológico.

En el post de hoy os explicaremos las parafunciones y cómo pueden afectar al sistema estomatognático, refiriéndose a este como el conjunto de estructuras orofaciales que integran al sistema nervioso, al sistema vascular y  a una serie de órganos, músculos, articulaciones y huesos que cumplen las funciones de respiración, de deglución, de articulación y la fonación.

Las parafunciones son la antítesis de las funciones. Son acciones que no presentan una utilidad real, se realizan de manera involuntaria y la persona que las realiza no es consciente de ellas en la mayoría de las ocasiones. No solo no tienen un uso específico sino que interfieren de manera negativa en el funcionamiento normotípico de sistemas  madurativos, óseos, musculares y funcionales provocando desequilibrios y dificultades en el ya mencionado, sistema estomatognático. 

  • Succión digital:

Es habitual que en el recién nacido se presente el hábito de chuparse el dedo, pero no debe alargarse más allá de los 3 años

Consecuencias: los efectos negativos que pueda producir dependerá de diferentes parámetros como la intensidad, la frecuencia, la duración, el patrón morfogenético, el número de dedos que se succionan y la posición que tengan dentro de la cavidad oral. De manera más específica podemos afirmar que pueden provocar alteraciones en la musculatura orofacial, en el correcto desarrollo dental, en la articulación y en la deglución. 

Características: suelen ser niños con una lengua hipotónica que se encuentra en posición baja, un sellado labial deficitario con dificultades para el control salivar, un desarrollo dental con tendencia de protrusión de incisivos superiores y retrusión de inferiores y paladar alto y ojival.

  • Succión labial: 

No tiene funcionalidad a ninguna edad. Es un hábito que se suele dar en lactantes (en los periodos que no están comiendo o con chupete), suele acompañarse de succión digital o interposición lingual. 

Consecuencias: suele afectar a los labios, la piel y la mucosa, presentándose éstas estructuras en muchas ocasiones irritadas. Las alteraciones suelen darse en la musculatura orofacial y en el desarrollo dental correcto, influyendo de manera directa en la deglución. 

Características: son niños que introducen su labio inferior entre los incisivos y los succionan. A nivel dental es habitual que presenten protrusión de los incisivos superiores. Por otro lado, la lengua se encontrará ejerciendo presión sobre los incisivos inferiores.

  • Succión lingual:

No es normotípico en ningún intervalo de edad. Se produce cuando una persona succiona la punta de la lengua contra el paladar o cuando realiza un movimiento de anteriorización (hacia adelante y hacia atrás repetidas veces) con el ápice de la lengua por el paladar como si estuviera succionando y moviendo un objeto. 

Consecuencias: desencadenará en un desajuste en las estructuras orofaciales que posibilitará el desarrollo de una deglución deficitaria. En gran medida dependerá de parámetros como la intensidad, la frecuencia o el rango de movimiento. No tendrá la misma consecuencia si la lengua no contacta con los incisivos superiores que si lo hace. 

Características: en este caso no se presentan características tan perceptibles como en los casos anteriores.

  • Mordisqueo:

No es normotípico en ningún intervalo de edad. Se define como el hábito continuado de morder pudiendo morder las mejillas, su propio labio inferior o cualquier objeto que se introduzca en boca (como cuando nos metemos el boli). 

Consecuencias: como en el caso anterior dependerá de diferentes parámetros que tienen que ver con la frecuencia e intensidad del hábito así como de la zona en la que se realicen los mordiscos. De forma general compromete el desarrollo dental correcto e interfiere de manera general  en la higiene oral.

Características: suelen ser niños que presentan protrusión de incisivos superiores, lingualización de los inferiores y una mala oclusión dental. 

  • Onicofagia:

No es normotípico en ningún intervalo de edad. Con este término nos referimos al comúnmente conocido “morderse las uñas”.

Consecuencias: provoca alteraciones en las funciones orofaciales, más concretamente podemos hablar de alteraciones dentarias que derivan en problemas en la higiene de todo el aparato estomatognático.  

Características: es habitual que sean niños con desvíos en las piezas dentarias y desgaste en muchos de sus dientes, entre otras características dentarias. 

  • Succión de chupete y biberón: 

El reflejo de succión es normotípico y necesario hasta que las estructuras orofaciales  se encuentren correctamente desarrolladas. 

En cuanto a la succión de chupete no debe iniciarse antes de los 15 días de vida. Los desajustes estomatognáticos por el uso del chupete o biberón no dependen tanto del uso en sí sino de la duración de ese uso. No debe alargarse más allá de los 2 años de edad con objetivo de evitar las posibles alteraciones que puedan llegar a surgir. 

Consecuencias: si se prolongan el uso es posible que nos encontremos con muchas dificultades a nivel orofacial así como el compromiso del correcto desarrollo dental. 

Características: son niños que carecen de tono en el orbicular de los labios, con un claro retrognatismo mandibular (su mandíbula se encuentra considerablemente retraída) y diferentes alteraciones de maloclusión.

  • Alimentación pastosa prolongada:

Conforme vamos creciendo nuestra alimentación va cambiando con nosotros, adecuándose a las capacidades que presentemos en cada momento. Cuando nacemos estamos listos para la lactancia materna o lactancia de fórmula, pero con el paso del tiempo vamos introduciendo otros alimentos que facilitarán el desarrollo de las diferentes estructuras y funciones orofaciales. En el momento en el se cumplan una serie de requisitos como son la coordinación ojo-mano-boca, el reflejo de extrusión y  la capacidad para mantenerse sentado solo, entre otros, es el momento de comenzar con la Alimentación Autorregulada por el Bebé (BLW) de la cuál os hablaremos de forma más específica y detallada en otro post más adelante. 

Consecuencias: no comenzar en ese momento sería un error que derivaría en no tener la estimulación oral necesaria para el desarrollo óptimo de la musculatura orofacial implicada en la masticación y deglución. 

Características: en este caso no se presentan características tan perceptibles como en los casos anteriores.

  • Respiración oral: Hace referencia al hábito de respirar por la boca, una persona que respira por la boca es más propensa a sufrir procesos infecciosos o inflamatorios. Cuando el hábito de respirar por la boca está asociado a otras alteraciones como alergias, adenoides hipertróficas, tabique nasal desviado etc. Es necesario acudir a un médico especialista. Las respiración oral puede producir las siguientes alteraciones: 
  •       Boca entreabierta
  •       Nariz pequeña y respingona 
  •       Labio superior corto
  •       Labio inferior corto y evertido 
  •       Mejillas flácidas
  •       Ojeras

  • Deglución disfuncional: La deglución es diferente durante los primeros años de vida, según maduramos vamos mejorando y cambiando; cuando el patrón deglutorio de la etapa infantil se alarga a lo largo de nuestra vida y no aparecen patrones más maduros y regulares hablamos de deglución disfuncional. La deglución disfuncional no se suele dar de forma aislada sino que forma parte de un cuadro clínico mayor en el que se encuentran implicadas otras funciones orofaciales y no solo la deglución.

Nuestros programas de intervención utilizan como base la Terapia Miofuncional,  incluyendo técnicas y ejercicios diferentes, atendiendo a dos características de nuestros niños/as. Nuestro objetivo final  será  equilibrar la musculatura orofacial, para ello es importante la coordinación entre profesionales, odontólogos, fisioterapeutas, otorrinos.. con el fin de lograr los mejores resultados posibles. 

Salvador Borrás, S., & Vincent Rossel, C. (2011). Guía para la reeducación de la deglución atípica y transtornos asociados. Valencia: NauLibres.

Pérez, M. B., Mogollón, P. J. C., & del Río, M. D. C. P. (2010). Guía técnica de intervención logopédica en terapia miofuncional. Síntesis.

Comunicación aumentativa y alternativa

Comunicación aumentativa y alternativa

La comunicación es el arma social más poderosa que tenemos los seres humanos. Para que se produzca es necesario que existan una serie de elementos como son el código, el canal, el emisor, el o los receptores, el mensaje, la existencia de una situación comunicativa o contexto y el marco de referencia. De manera resumida, para que se produzca la comunicación de manera correcta es necesario la existencia de un emisor, que desee transmitir una información a través de un mensaje codificado con un código concreto conocido por el receptor, persona a la que se le desea transmitir dicha información. El mensaje puede ser transmitido por diferentes canales hasta el receptor. La comunicación tiene diferentes funciones como es rechazar lo que no deseamos, obtener algo de nuestro entorno, interactuar con los demás y proporcionar o buscar información.

 

Siguiendo está definición, cuando un paciente presenta dificultades en su habla, ya sean previas o posteriores a su adquisición, se compromete significativamente la comunicación. Con el objetivo de romper las posibles barreras comunicativas que presenten estas personas se crean una serie de materiales y/o técnicas que pueden complementar o sustituir las habilidades verbales del paciente. Esto se conoce como comunicación aumentativa y alternativa (CAA). En concreto hablamos de aumentativa cuando complementan las habilidades verbales que el paciente aún posee y de alternativa cuando el paciente no presenta ninguna habilidad verbal. 

 

Pese a que el término CAA no es algo nuevo siguen existiendo muchas dudas y mitos sobre él. Por este motivo, en la siguiente infografía os dejamos información sobre “Desmontando mitos y falsas creencias sobre la comunicación alternativa y aumentativa (CAA)”. 

 

Desde el Centro de Estimulación Julia García abogamos por la importancia del uso de sistemas de comunicación aumentativa y alternativa.  Por este motivo tenemos  formación en softwares de comunicación. Si usted está interesado en este tipo de servicio no dude en ponerse en contacto con nuestro centro. 

×